Pionero en descarbonización en el mercado papelero chino

Shanghai Orient Champion Paper, uno de los principales fabricantes de papel tisú de China, hizo el cambio de la generación de energía con carbón fuera del sitio a la generación de energía con gas en el sitio. Como resultado, aumentó la eficiencia energética, la huella de carbono disminuyó en un 60 por ciento y los costos de energía se redujeron en una quinta parte.

Por Justus Krüger

La industria del papel se encuentra entre las que consumen más energía, por lo que el consumo de energía es un tema aún más crucial que en la mayoría de los otros sectores. No es de extrañar entonces que Xu Mingyan, Gerente General Adjunto del fabricante líder chino de papel tisú Shanghai Orient Champion Paper (SOCP), se haya interesado profundamente en los temas energéticos. Junto con sus colegas, mantiene reuniones periódicas especialmente para discutir cómo ahorrar energía y reducir las emisiones al mismo tiempo que reduce los costos. “Hemos estudiado la energía descentralizada e invertido en ella”. afirma Xu.

“Hemos estudiado la energía descentralizada e invertido en ella”.
Xu Mingyan, director general adjunto de Shanghai Orient Champion Paper

Menos emisiones, más flexibilidades

Menos emisiones, más flexibilidades

En el pasado, la empresa dependía de la electricidad de una central eléctrica de carbón cercana. Pero Xu y sus colegas gradualmente dejaron de considerar que esta era una opción satisfactoria. Finalmente, decidieron generar la energía para la empresa internamente. Desde la primavera de 2018, dos turbinas de gas de Siemens Energy instaladas en las fábricas de la empresa generan 15,8 megavatios de energía, así como 38 toneladas de vapor para el proceso de secado de papel. Si bien estas dos unidades son las primeras de su tipo en instalarse en China, el modelo ya cuenta con un historial comprobado en muchas industrias diferentes en todo el mundo.

 

No solo minimizan la huella de carbono de la empresa, sino que también reducen enormemente el consumo de energía a través de una mayor eficiencia. Al mismo tiempo, la nueva instalación aumentó la flexibilidad y confiabilidad del suministro de energía de la compañía. “Esta es una contribución muy significativa”, explica Xu. Con las nuevas turbinas, la compañía redujo sus emisiones de CO2 de la energía en no menos del 60 por ciento y minimizó sus costos de energía en una quinta parte.

 

“Estamos muy contentos de hacer otro avance en el mercado de la generación de energía distribuida”, dice Yao Zhenguo, vicepresidente senior de Siemens Energy, director ejecutivo de Siemens Energy Greater China, sobre la asociación comercial de confianza y beneficio mutuo con SOCP. “Como socio confiable de China, Siemens Energy continuará brindando todo su apoyo a la transición energética”. Como tal, el cambio de Shanghai Orient Champion Paper a la generación de energía industrial a gas está en línea con la estrategia de China para transformar el sistema de suministro de energía.

Transición en el país con mayor consumo energético mundial

La transición energética del país sigue después de décadas de crecimiento sin precedentes: en 1990, el consumo de energía de China ocupó el tercer lugar a nivel mundial, detrás de EE. UU. y Rusia, y fue de 871 millones de toneladas equivalentes de petróleo (Mtep) por año. En 2021, el consumo anual de energía de China ascendió a 5,240 millones de toneladas de carbón estándar. La cifra es de 2,990 millones de toneladas de carbón estándar en 2010. Hoy en día, China consume más energía que cualquier otro país, casi tanto como EE. UU. e India, que ocupan el segundo y tercer lugar a nivel mundial combinados.

 

Si bien esto marca el ascenso de China al estatus de superpotencia económica y la mejora de los medios de vida de cientos de millones de ciudadanos, también significa un gran impacto ecológico. Para reducir esta huella y asegurarse de que pueda crecer de manera sostenible, el sector energético de China está en proceso de transformación en varios frentes a la vez. Esto implica el rápido crecimiento de las energías renovables, el gas y la energía nuclear como factores principales en la combinación energética de China. Otra parte central, y necesaria para la optimización de la estructura de energía eléctrica, es la transformación del sector energético del país de energía centralizada a in situ o distribuida.

Un caso de negocio preparado para el futuro

Consideraciones como estas también fueron cruciales en la SOCP de Shanghái. La ciudad y su vecindario requerían cada vez más la generación de energía local para cambiar de carbón a gas. La decisión de la SOCP de producir energía localmente y hacerlo con una pequeña huella de carbono encaja en esta estrategia. Y cuando un fabricante reduce su huella de carbono en un 60 por ciento, esto tiene un impacto decisivo y sienta un precedente a seguir por otros.

 

Igualmente, el cambio también tiene sentido comercial. No solo porque ahorra mucho dinero al aumentar la eficiencia energética, contribuir a la flexibilidad y estabilidad de las líneas de producción y vender el exceso de energía a la red local. La tecnología de turbinas de gas de Siemens Energy también demostró ser una inversión inteligente a largo plazo y preparada para el futuro.

 

 

 

Para 2030, las turbinas de gas de Siemens Energy tienen como objetivo poder funcionar con un 100 por ciento de hidrógeno y los modelos anteriores se pueden adaptar para permitir un proceso de combustión sin carbono. Por lo tanto, las unidades que funcionan hoy en Shanghái seguirán desempeñando su papel en la reducción de las emisiones de carbono en la generación de energía industrial en las próximas décadas.

“Nuestro proyecto es un referente en la industria papelera. Puede desempeñar un papel promocional en todo el país en el futuro”.
Chen Chaofeng, gerente de planta de energía en Shanghai Orient Champion Paper

Sólida asociación regional basada en la confianza mutua

Para la implementación exitosa de esta tecnología con visión de futuro, el socio designado de Siemens Energy para aplicaciones de energía industrial en China, Zhuzhou AECC PST Nanfang Gas Turbine Co., Ltd, resultó crucial.

 

“El equipo de Siemens Energy ha brindado un gran apoyo a la operación tecnológica, incluida la instalación inicial”, dice Chen Chaofeng, jefe del departamento de energía de SOCP. Construir relaciones duraderas y una cooperación a largo plazo con sus clientes, así como con los socios tecnológicos regionales, siempre ha sido el enfoque de Siemens Energy en China y en otros lugares, tanto con respecto a los clientes individuales como al país en su conjunto.

 

En SOCP, estos dos aspectos de la historia se refuerzan mutuamente. “Nuestro proyecto es un referente en la industria del papel”, dice Chen sobre la cooperación con Siemens Energy. “Puede desempeñar un papel promocional en todo el país en el futuro”.

 

Octubre de 2022 (versión actualizada), septiembre de 2020 (primera publicación)

 

Justus Krüger es un periodista independiente con sede en Hong Kong. Ha escrito para Financial Times Deutschland, GEO, South China Morning Post, Berliner Zeitung y McK Wissen

 

Créditos de imagen combinados: Siemens Energy